domingo, 15 de febrero de 2009


Un componente del té verde podría inhibir el crecimiento de las células cancerígenas

Este descubrimiento de científicos españoles y británicos abre una nueva vía para luchar contra el cáncer

  • Fecha de publicación: 16 de marzo de 2005

El polyphenol EGCG, un componente químico presente en las hojas del té verde, consigue inhibir el crecimiento de las células cancerígenas cuando se toman dos o tres tazas al día. Ésta es la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) y del Centro John Innes de Norwich (Inglaterra), que ayer fue publicado por la revista "Cancer Research".

Hasta ahora, los científicos habían apuntado que el té verde puede reducir los riesgos de ciertos tipos de cáncer, gracias a la concentración de antioxidantes. Esto estaba demostrado por la escasa incidencia de los tumores de esófago o estómago en Japón o en India, donde el consumo de esa infusión es muy común.

Según los resultados del nuevo estudio, los beneficios del EGCG pueden ser similares a los del medicamento anticancerígeno methotrexate e incluso podría tener menos efectos secundarios. "El EGCG tiene una estructura muy similar al methotrexate y hemos descubierto que puede matar células cancerígenas de una forma muy parecida pero sin afectar a las células buenas", asegura José Neptuno Rodríguez-López, científico de la UMU.

Los investigadores estudiarán ahora el diseño y desarrollo de un fármaco anticancerígeno a partir del EGCG capaz de matar las células de un tumor sin afectar a las benignas. "El compuesto mejoraría la vida media de la sustancia, que cuando se obtiene directamente al beber té verde no es muy larga", señala Rodríguez-López. La patente de este descubrimiento es propiedad de la Universidad de Murcia.

Consumo al alza

Actualmente el consumo de té verde está al alza. Los expertos lo recomiendan por su posible papel en la prevención del cáncer, pero se desaconseja el consumo excesivo a las mujeres embarazadas. Asimismo, esta infusión tiene propiedades adelgazantes y actúa como activador del aparato circulatorio, pero también contiene sustancias químicas naturales que pueden dañar el hígado.

Debido a esto último, los farmacéuticos desaconsejan su consumo sin control. "Si se abusa del té verde podemos encontrarnos con efectos negativos, igual que si tomamos un médicamente de forma inadecuada", asegura Juan del Arco, del Colegio de Farmacéuticos de Vizcaya. "Es muy arriesgado. Yo no lo tomaría a diario", precisa este experto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada